25/03/2011 Norte Noticias

El día que se conjuraron Paco Morales y Felipe Rosado

 

               En el año 1988, Paco Morales, entrenador nacional de atletismo y primer presidente,  fundó el Club de Atletismo Grupo Oasis, cuando Tres Cantos aún era un barrio de Colmenar Viejo. Empezó a andar una sociedad deportiva sin ánimo de lucro y entonces, sin ninguna instalación deportiva adecuada para la práctica del atletismo, con todas las dificultades que esto traía consigo. Paco logró crear una Escuela de Atletismo que empezó a competir con atletas individuales y en algunas competiciones en categoría de equipos. El Club empezó a dejarse ver en los municipios de Madrid allí donde había una carrera, o en las pistas de atletismo donde se realizaban campeonatos autonómicos o controles federados.


 

En nuestro municipio se empezaron a celebrar competiciones, la Milla Urbana, durante muchos años en la Avenida de Colmenar Viejo, con el típico trazado millero, y dos carreras de campo a través en el Parque Central cada año, todas ellas pruebas que lograron cierto prestigio en la Comunidad de Madrid, en 1999 se realizo la prestigiosa I Carrera de Otoño 10 Km. asfalto “Ciudad de Tres Cantos”.


 

Todos los años Paco y el Club contribuyen en gran medida en la elaboración de los equipos de menores que representan a Tres Cantos en el Campeonato de Madrid de campo a través escolar, donde algunos años se ha logrado que estos equipos subieran al podium.


Los entrenamientos con Paco siempre fueron fantásticos gracias a sus continuos esfuerzos por adaptarlos a las posibilidades que había en cada momento. La sede de los entrenamientos sufrió en estos años un largo y tortuoso peregrinaje. Desde sus orígenes en el gimnasio del CEIP Julio Pinto se pasó a los camerinos y vestuarios que aún hoy están debajo del escenario del recinto ferial. De allí se pasó a una estancia efímera  de pocos meses en las pistas de tenis del entonces RS9, hoy Laura Oter, y ese mismo año al salón de actos-gimnasio del CEIP Ciudad de Nejapa. Tres años después se pasó al gimnasio del Instituto de educación secundaria Pintor Antonio López, donde a pesar de las limitaciones de espacio, el club se vio compensado con una magnífica atención por el Director, profesores y personal de mantenimiento, y eso permitió sin duda el asentimiento definitivo de la actividad deportiva.

 


Felipe Rosado llegó a la presidencia en 1998, con la intención de ayudar al Club. Paco se quedó solo como entrenador y se distribuyeron las tareas, de modo que Felipe asumió las burocráticas y las de representación. Así nació un tándem para el desarrollo del Club y al tiempo comenzó el largo y muy penoso trabajo para conseguir que Tres Cantos tuviera una Pista de Atletismo como merecía. Hubo que aunar voluntades de profesores, ciudadanos, partidos políticos y sobre todo poner de acuerdo a los representantes municipales para lograr un espacio donde pudiera construirse la instalación atlética. No importaba el color de los que gobernaran el municipio en cada momento, sino conseguir que la ciudadanía tricantina pudiera sentirse orgullosa de tener una honrosa instalación para la promoción, el desarrollo y la evolución del Atletismo en Tres Cantos. Todas las corporaciones que pasaron por la alcaldía en estos años contribuyeron y la actual dio el último espaldarazo que permitió ver la luz definitivamente a la pista.


Hoy estos dos promotores, viejos lobos de mar, pueden sentirse satisfechos de que el Club de Atletismo Grupo Oasis tenga una tradición asentada de más de dos décadas de atletismo, y lo que eso supone. Inculcar a sus niños y jóvenes atletas, los puros valores de este noble deporte, sacrificio, constancia, humildad, honestidad, respeto, amistad.


De aquellos niños que empezaron su  andadura con Paco en 1988, algunos aún continúan practicando y compitiendo con el Club y durante estos años otros muchos se han incorporado aportando savia nueva. Cada uno de ellos en su momento aportó lo que pudo, haciendo que hoy, el Club de Atletismo Grupo Oasis sea una realidad que consigue éxitos deportivos cada año, a pesar de ser una institución modesta y con limitaciones obvias. Pero ya sabemos que la voluntad mueve montañas, y de eso Paco y Felipe tienen para dar  y tomar.


Por eso, Paco y Felipe, esos dos adustos hombres que un día se conjuraron en la pista de atletismo de Coslada, allá por 1999, hoy pueden sentirse satisfechos. Tres Cantos hoy tiene su pista de atletismo, una magnífica instalación donde los niños y niñas del Club de Atletismo Grupo Oasis, y todos los tricantinos sin distinción, tienen este extraordinario espacio para disfrutar de este extraordinario deporte.