CASTELLÓN Y ÁGUILAS 2012. Nuestras cadetes y veteranos en primera línea nacional.

 


Los días 29 y 30 de junio y el 1 de julio pasados, en la capital de La Plana y en la cálida Águilas de Murcia, se celebraron respectivamente el XI Campeonato de España Cadete Individual al aire libre y el XVIII Campeonato de España de Veteranos Individual al aire libre.

 

En Águilas estuvieron nuestra omnipresente Court y el gran Presi, José Antonio Íñigo. De Court hemos hablado en más una ocasión en esta página, y sus resultados no nos han sorprendido. De ella siempre esperamos lo mejor, y eso es lo que nos da una competición tras otra. Luego contaremos mas detalles, pero ahora queremos detenernos con José Antonio. El añito que lleva es de aúpa. Brillantes marcas, sigue peleando con los registros a pesar de la involución, propia de cualquier atleta veterano, y con el mismo entusiasmo de años pasados. Si añadimos a esto sus obligaciones familiares con dos niños pequeños, que los que les conocemos sabemos que son dos polvorillas, si añadimos también sus obligaciones laborales y si además juntamos las responsabilidades al frente de la presidencia del Club, es que es para hacerle la OLA. Si la OLA con mayúsculas porque el añito que lleva el Club de organización de eventos, de líos administrativos, de reuniones con la concejalía, …… ha sido de órdago. Y José se lo ha chupado todo. Y a pesar de eso, aún ha sacado tiempo para seguir entrenando, para competir regularmente durante el año, y asistir a los dos nacionales de veteranos, el Indoor de Zaragoza y ahora en Águilas. José Antonio en Águilas se inscribió en tres pruebas, lo que suponía estar desde bien temprano el viernes en Murcia hasta el domingo por la tarde. Las obligaciones no permitieron que la familia Iñigo García llegara con tiempo el viernes, de forma que José Antonio participó finalmente en el 100 m lisos y en el 400 m vallas. En el 100 estuvo fantástico, 12.85, muy cerca de su tope personal en la temporada y finalmente en el 15º puesto del Cto de España de su categoría M40. Pero es que en el 400 m vallas, en un alarde de superación personal y con lesión incluida ocupó la 5ª plaza final. Todo un ejemplo a seguir.

Court Ann Hightower nos tiene muy mal acostumbrados. Sus participaciones se cuentan a razón de presea por prueba. Cuando Court acude a un campeonato, salvo que haya lesiones de por medio, solo falta conocer el color del metal. No en vano es un referente dentro del atletismo veterano femenino en Madrid y también a nivel nacional. A Águilas se fueron de excursión un simpático grupo de veteranas del Ardillas de El Escorial, nuestra Court y una gran amiga del Martín Berlinas de San Martín de Valdeiglesias, Alicia, hermana mayor del gran obstaculista Luismi Martín Berlinas, más algún cónyuge que se pegó. La cosecha de medallas que se trajeron todas las de la excursión fue bestial. Nuestra Court, ejemplar como siempre en su categoría W45, Bronce en 100 m lisos y Peso 4 Kg, Plata en longitud y Oro y Campeona de España en 80 m vallas. Además y aunque parezca increíble, con mejor marca personal de siempre, en el 100 m lisos y en el 80 m vallas. De verdad que esta mujer no es de este planeta. Es inaccesible al abatimiento y a esa involución propia del atleta veterano que antes comentábamos. Los que leáis esto y tengáis menos de 35 años, quizá no lo comprendéis bien. Pero los que contamos con más años y hemos pasado algunos haciendo esto, os podemos decir que Court es un modelo a seguir por su constancia, su perseverancia y su ilusión mantenida a lo largo del tiempo.

 

De las cadetes os diremos que Castellón era su premio final a una temporada sencillamente sobresaliente. En las pistas del Municipal Gaetá Huguet, sede del mejor Club de España en la actualidad, el Playas de Castellón, se dieron cita muchos de los que en 6 u 8 años van a dar lustre y gloria al atletismo Español que ahora parece andar en horas bajas en categoría élite. A esta generación cadete, pertenecen nombres que conviene guardar en la memoria porque dentro de esos 6 u 8 años, si no antes, van a sonar mucho. Nombres en categoría masculina como el velocista de Fuenlabrada Aitor Same Ekobo, el lanzador de peso también madrileño del Valdeiglesias Martín Berlinas Javi Ocaña, el saltador del Playas Thierno Amadou o el brillantísimo marchador murciano del UCAM de Cieza Manuel Bermúdez, estarán en los titulares dentro de nada. Pero es que en categoría femenina la generación cadete es sencillamente devastadora. Apunten estos nombres que van a sonar si o si. La velocista catalana Ingrid Andrés, la también velocista Ane Petrirena del Lagunak navarro, la obstaculista asturiana Ana Junquera, la vallista leonesa Marta Azores, la saltadora de atura del CAB Alicantino Carolina Bonmati serán gente de muy primera fila. Y quizá por encima de todas ellas, tres nombres. La pertiguista y triplista vasca Miren de Regil, la combinera y mejor vallista catalana Emilia del Hoyo, y la que muchos consideran la perla del mediofondo femenino español de esta generación, la arandina Celia Antón.

Nuestras cadetes Lidia e Irene, Irene y Lidia, no andan tan lejos de esta pléyade de futuras figuras. Les falta bien poco, y solo el tiempo nos dirá si están o no en el buen camino. Lidia Abad como siempre fantástica. Probó en el 100 m vallas como rodaje, con buen resultado, 23ª nacional. Y se fajó hasta la extenuación en el 300 m vallas. Medalla de bronce y con 45.78 su segunda mejor marca personal. Esta prueba es tremenda. Las chicas llegan a las dos últimas vallas en las últimas. En los metros finales dos de ellas cayeron al envite de las últimas vallas. Todas heroínas, aunque solo llegaron a meta 7, y nuestra Lidia 3ª de España. Y de Irene Montejo que decir. Pues que Paco y ella han hecho un trabajo formidable esta temporada. Séptimo puesto en el 3000 m Marcha. En la pelea entre el calor y la humedad de la capital de la Plana con las mejores marchadoras cadetes del país, ganó sin duda la condición atmosférica. Las chicas salieron asustadas. Primer parcial de 5:23. Todas apiñadas. Nadie se había soltado del pelotón. Desde la grada se escuchó la indicación de “ María José, esto no puede seguir así “ y la cadete murciana obedeció sin rechistar y se preparó la fila india. La prueba se convirtió sin remisión en un 2000 m Marcha bajo el sol y cada una se adaptó lo mejor que pudo al nuevo planteamiento. Nuestra Irene se cascó 10:09 en lo que quedaba de prueba. Demasiado para esta prometedora cadete de primer año, que siempre ha mostrado su mejor cara cuando los ritmos son altos de partida.

Nada que objetar, al contrario. Pistas para aprender y mejorar. Y felicitaciones, porque el futuro es de ellas dos. De ellas y de Paco Morales, y de las próximas cadetes tricantinas del Club que vienen por detrás pisando muy fuerte y que son canela en rama. Con Sara y Nata que llegan, y Lidia e Irene Paco tiene un hermoso trabajo por delante.

 

Gracias a todos ellos Veteranos, Cadetes y futuras cadetes por todo vuestros esfuerzo y perseverancia.

Y enhorabuena por todos vuestros logros de esta excelente temporada.