Copa de Madrid de Clubes Absoluta 2012 femenina.

El pasado sábado 14 de enero se celebro en el Estadio Municipal de Deportes de Arganda del Rey una nueva edición de la Copa de Clubes Absoluta y en la que el club estuvo representado por el equipo femenino, consiguiendo la 6ª plaza de un total de 12 equipos. Nuestro Club, al igual que los clubes Ardillas de El Escorial y Arroyomolinos, hicieron un llamamiento para que las atletas más veteranas formaran equipo con las más jóvenes, quedando el equipo formado por 2 atletas junior, 2 juveniles, 3 cadetes y 4 veteranas.

 

Estuvieron sobre el tartán, por orden de actuación, Sandra, juvenil (en 60mv), Irene, cadete (en 3000ml), Courteney, veterana (en longitud) Clara, veterana (en 400ml), Isabel, veterana (en 800ml) Lidia, cadete (en altura,) Isa, veterana (en 1500ml),Iris, junior (en peso), María, juvenil (en 200ml), Clara, cadete (en 60ml,) Elena, junior (en triple salto) y, finalmente, Elena, Courteney, Sandra y María en el relevo 4 X 200ml.

 

La primera en competir fue Sandra llegaba con los deberes hechos, consiguiendo en los entrenamientos un buen ritmo de 3 pasos entre vallas. Cuál fue su sorpresa al ver que tendría que vérselas con vallas más altas a las de su categoría. Con valentía (tras confirmar el reglamento con el juez) puso manos y cuerpo entero a la obra, realizando así su prueba con éxito.

Irene, muy acostumbrada a carreras de fondo, supo llevar el ritmo del 3000ml. En esta ocasión, nuestra prometedora marchadora, tenía que correr como una liebre, en vez de marchar, su especialidad, consiguiendo una mejora notable en su marca personal.

 

La longitud era cosa de Terelu, su especialidad, hasta que el destino quiso que en el último entrenamiento justo antes de la competición se torciera el tobillo. De este modo, Courteney ocupó su lugar, aunque no había entrenado longitud en lo que llevamos de temporada. Se defendió como pudo, quedando algo lejos de su mejor marca.

 

Clara tenía unas enormes ganas de competir con sus compis de equipo, dado que su edad no le permitió formar parte del equipo que se presentó en el Campeonato de Madrid de Veteranas de campo a través (45+). Su única preocupación, los dichosos tacos de salida. Más de una vez había oído hablar de atletas novatos que dejaron, literalmente, su piel en la pista tras una desafortunada salida. Tras el pistoletazo, la cosa salió según lo previsto y todos nos alegramos por su buena carrera.

 

Cuando Isabel se calza sus “Vibram”, quiere decir que tiene intenciones de darlo todo. Salió bien, colocándose en mitad del grupo y mantuvo un ritmo constante hasta llegar a la última curva, donde decidió apretar y darlo todo, pensando que podría hacer un buen sprint para adelantar a la “chiquita del moño” que llevaba delante. No pudo ser, pero todos los espectadores, pendientes de su acción, disfrutaron un montón con su intento y con la buena marca final.

 

Saltar altura al aire libre en las condiciones meteorológicas que se presentaron el sábado tiene mucho mérito. Lo de calentar es un decir, dado que enseguida los músculos volvían a enfriarse. A Lidia todo esto le importó bien poco. Muy acostumbrada a centrarse en la tarea a realizar, se mantuvo fija en su objetivo, casi llegando a igualar su marca personal tras una serie de muy buenos saltos.

 

Isa parecía disfrutar como una enana. En la misma línea de salida intentó iniciar una conversación con sus contrincantes. Y, ¡Zas! Vuelta tras vuelta se mantuvo súper constante, con una zancada alegre y liviana. Terminó la carrera con éxito, mejorando su marca personal en 10 segundos.

 

Iris, nuestra marchadora, se enfrentó en cuerpo y alma a la prueba de peso y a muchos “pesos pesados” donde los haya. Sin dejarse influenciar por el gran nivel de las otras atletas, más experimentadas, no defraudó y consiguió su mejor marca personal.

 

María, dada la obligada reestructuración por la baja de Terelu, se ofreció para correr dos carreras de 200ml. Se supo medir muy bien, dado que tras el calentamiento del primer 200ml tuvo suficiente reserva para meter la quinta marcha cuando fue necesario. ¡Y tanto!

 

En el 60 lisos, Clara parecía un David ante 5 Goliats. Las cadetes de segundo año deberían haber dado ya su gran estirón aunque más grande no siempre quiere decir más rápido. Clara hizo una fantástica carrera, mejorando su marca personal en una décima.

 

Elena dejó colgadas sus botas de fútbol en casa y llegó bien fuerte a la competición. Desafortunadamente, las circunstancias de la organización hicieron que solo pudiera realizar 2 de sus 4 intentos en triple. No hay mal que por bien no venga: valió la pena el sacrificio de esos saltos para poder correr el relevo 4 X 200ml.

 

Por fin había llegado la última prueba de la jornada, los siempre emocionantes relevos. Elena, Courteney, Sandra y María iban a estrenar un nuevo cuarteto. Tras escuchar a los jueces explicar cómo se tenía que desarrollar la prueba, y después de tener claro las líneas que marcaban las distintas zonas, las chicas de la primera serie salieron a la búsqueda del primer puesto, en la que se corrió bastante rápido. En la segunda serie Elena tuvo una buena salida, aunque no abrió los ojos hasta pasados los primeros 50 metros. Courteney recibió sin problema el testigo y corrió como si fuera una carrera de 100ml, flaqueándole las fuerzas cuando faltaban 50 metros para la entrega a Sandra, absorta en otras cosas y aparentemente ajena al desarrollo de la prueba, bajó de los cielos y se percató de la aproximación de su compi justo a tiempo. El hecho de que 3 equipos entregasen sus testigos antes le sirvió de acicate para correr como nunca había hecho antes y cuando le entregó el testigo a María solo quedaba por delante un equipo. María, la muy guerrera, adelantó en la curva y forzó su esfuerzo final en la última recta, cruzando la línea de meta en primer lugar con una amplia sonrisa en su cara. Y, así con un crono de 1:56.64, el equipo femenino consiguió en mejor crono de las dos series, lo que supuso alzarse con el primer puesto en el relevo 4 X 200ml.

 

Y así concluyó la jornada, en la que el equipo del Grupo Oasis formado y conformado por jóvenes promesas y “amas de casa” (y de la pista) consiguió el sexto puesto en la Copa de Madrid de Clubes Absoluta 2012.